4 de marzo de 2018

Anorexia y Bulimia - Semejanzas y diferencias de dos TCA

Imagen relacionada
En ocasiones, una cierta confusión a la hora de diferenciar las características de la paciente anoréxica y bulímica. Esta confusión puede haberse producido debido a que las pacientes presentan diversas similitudes a lo largo del desarrollo del trastorno y, además, un grupo numeroso de pacientes anoréxicas desemboca en un trastorno bulímico.

Aunque las clasificaciones actuales al uso, conceptúan la anorexia y la bulimia como dos entidades separadas, sus coincidencias son tan importantes que en la clínica no siempre se diferencian estrictamente y muchos especialistas piensan que, en realidad, se trata de dos posiciones diferentes dentro de un mismo trastorno. Dos momentos evolutivos antagónicos, la cara y cruz de una misma moneda. La manifestación de los dos extremos de un desequilibrio que oscila del todo a la nada o viceversa, sin un centro que integre la existencia psíquica que termina proyectada en la apariencia. Observando el estilo cognitivo de ambos tipos de pacientes, se podría decir que el deseo de “comérselo todo”, expresado en pensamientos de comida tan extraordinariamente recurrentes que posee la paciente anoréxica, es tan bulímico como el de la paciente bulímica que realmente se lo come todo en los atracones. De hecho, muchas pacientes con perfil anoréxico desembocan, más pronto o más tarde, en un perfil bulímico. El vacío y la avidez de perfección es el mismo en ambos grupos. El mecanismo de manejo de este vacío marcaría la diferencia. La anoréxica sería una bulímica abstinente. Una vez roto el control, si no ha realizado un tratamiento de su trastorno psicológico, la comida excesiva que tenía en su cabeza permanentemente, se materializa en atracones. Igualmente ocurre con el comportamiento caótico. Las pacientes anoréxicas que durante el trastorno han exhibido un orden sorprendente, evolucionan hacia un desorden y un caos tan intenso como el que presenta la paciente bulímica.

Imagen relacionada

Semejanzas
-  Ambas utilizan su peso y su figura como base de su valía personal. Los dos grupos de pacientes piensan que la delgadez les va a resolver todos sus conflictos y que la “gordura” es lo peor que puede sucederle a un ser humano. La “gordura” es su único problema. Esta focalización en la comida y el cuerpo les hace perder interés por cualquier otra cosa. Lo demás, es menos importante o no tiene importancia ninguna. Prefieren estar enfermas a no estar delgadas.
-  Ambas tienen dificultades muy importantes en la percepción y en la aceptación de su talla y su peso.
- Muchas pacientes anoréxicas tienen atracones como las bulímicas o los desarrollan en el transcurso de la enfermedad.
-  Ambas pueden tener comportamientos purgativos. Aunque las conductas purgativas que ocurren tras el atracón son requisito indispensable para diagnosticar el trastorno bulímico, existe a su vez un grupo de pacientes anoréxicas, llamadas purgativas, que realizan este tipo de conductas tras haber ingerido mínimas cantidades de comida.
-  Ambas tienen un estilo cognitivo perfeccionista, dicotómico, sin un punto de referencia intermedio entre el todo y la nada. Un solo dato es interpretado por ambas como el todo y los errores se consideran fracasos catastróficos sin posibilidad de solución. Durante el trastorno su mente se llena de pensamientos obsesivos acerca de la comida, el peso y temas relacionados.
-  De todas las actitudes que adoptan las pacientes en su existencia, el perfeccionismo, la búsqueda obsesiva por lograr “no cometer error “, es la característica esencial de los trastornos y está siempre presente en ambos grupos de pacientes. La paciente va a pedir continuamente certidumbre total en variables que nunca pueden ser totalmente ciertas. No podemos nunca decir a la paciente. “si comes según las recomendaciones alimentarias no caerás en la bulimia…”, “no te engordarás”. Aunque sea mínimo el riesgo, la paciente anoréxica no está dispuesta a correrlo y no da el paso a mejorarse. Y la paciente bulímica no se lo cree y sigue purgándose. Es, este miedo al descontrol, lo que les ata a la patología.
-  Ambas tienen muchas dificultades para sentir e interpretar adecuadamente sus sentimientos y emociones. Su estado de ánimo es muy fluctuante y depende de lo que les ha marcado la báscula, cómo se han visto en el espejo, o cómo les ha quedado la exigua talla que tratan de ponerse.
-  Ambas tienen una gran inseguridad interior, son muy autocríticas y buscan una perfección inalcanzable en todo lo que hacen.

Resultado de imagen de bulimia y anorexia

Diferencias
- La paciente anoréxica mantiene un peso por debajo de lo normal. La paciente bulímica mantiene su cuerpo alrededor del peso normal, aunque fluctúe con mucha frecuencia.
-  La paciente anoréxica no come o come muy poco. La bulímica, después del ayuno, come de forma excesiva.
- La paciente anoréxica quiere ser una chica frágil, pequeña y delicada; la paciente bulímica quiere ser una joven exitosa, perfecta y admirada.
-  La posición anoréxica se identifica por la austeridad, el “sacrificio”, el “ascetismo”; la posición bulímica por la voracidad y la auto-indulgencia.
Imagen relacionada

-  La paciente anoréxica no exige, se conforma, se desapega de sus deseos, se aleja de todo, se aísla. La paciente bulímica exige todo a los demás de manera impulsiva; no tiene tiempo, lo quiere “ya”. Se siente muy fácilmente frustrada en cuanto las cosas no salen como ella quiere o con la prontitud que ella quiere.
-  La paciente anoréxica presenta unos rasgos de personalidad similares en todas ellas: introversión, evitación del riesgo, obsesiones, ansiedad. En las pacientes bulímicas es más frecuente la depresión, fluctuaciones rápidas del estado de ánimo, búsqueda continua de sensaciones nuevas, deseos de riesgo e impulsividad.
-  La posición anoréxica implica mayor control, más orden, pero también menos “vida”, más frío -en sentido figurado y real-, menos percepción y expresión de emociones. La posición bulímica implica más descontrol, impulsividad más evidente, caos de horarios, desorden en la habitación, exceso en las salidas nocturnas. Es mucho más impulsiva en todas sus conductas. Es más probable que abuse de las drogas o que se meta en situaciones sexuales destructivas.

-  La paciente anoréxica generalmente pierde todo interés por la sexualidad, o incluso nunca desarrolla ese interés. No suele tener novio o lo pierde durante el trastorno. Si lo conserva, éste puede convertirse en un “enfermero” o en elemento de mantenimiento del trastorno por la insistencia hacia la paciente para que “engorde”. La paciente bulímica suele tener numerosos “novios”. Mantiene relaciones excesivamente dependientes y puede tener problemas con esa dependencia en cuanto la relación dure mínimamente. La paciente bulímica pide al chico con el que sale que le dé todas las respuestas que necesita en su vida, que llene su vacío existencial continuamente, se convierte en un “hombre sustancia”.

Resultado de imagen de bulimia y anorexia

Caquexia

Imagen relacionada

Etiología

Puede ser síntoma de algunas enfermedades; cuando un paciente presenta caquexia, los médicos generalmente consideran la posibilidad de cáncer,1​ de algunas enfermedades infecciosas como tuberculosis y sida y de algunos trastornos autoinmunes (elevados niveles de factor de necrosis tumoral en la sangre). La caquexia debilita físicamente a los pacientes hasta un estado de inmovilidad causado por la anorexia, la astenia y la anemia, y habitualmente la respuesta a los tratamientos comunes es muy baja.

Imagen relacionada

Fisiopatología

Recientes investigaciones han puesto el énfasis en que en el estado de caquexia se reemplaza el denominado tejido adiposo blanco por grasa parda en el que se produce un incremento de gasto de energía. Este fenómeno de "pardeamiento de la grasa blanca" ocurre antes de la atrofia muscular característica del estado caquéctico ya instaurado. Este fenómeno de pardeamiento del tejido adiposo estaría inducido por distintos mediadores de la inflamación y la citoquina Interleucina-6 (IL-6). Si se consiguiera de alguna forma controlar el paso de grasa blanca a parda se podría aminorar la gravedad de la caquexia. Al tiempo se ha encontrado también un vínculo molecuar con el pardeamiento de la grasa blanca que es el aumento de la expresión de la proteína UCP1 encargada de desacoplar la respiración mitocondrial hacia la producción de calor o termogénesis en lugar de hacia la síntesis de ATP lo que en los ratones caquécticos en los que se ha estudiado lleva a un aumento de la movilización de los lípidos y a un incremento del gasto energético. Tanto la inflamación crónica como la IL-6 aumentan en los cipocitos la expresión de UCP1. En los primeros ensayos siguiendo este modelo se ha conseguido que los tratamientos que controlan la inflamación así como el uso de bloqueantes β-adrenérgicos (β-bloqueadores) reducen el fenómeno de pardeamiento adiposo.

Resultado de imagen de caquexia


Pérdida de peso y apetito (caquexia-anorexia) La anorexia, definida como falta de apetito, y la pérdida de peso pueden acompañar a la astenia. La caquexia es el cuadro de desnutrición y pérdida de peso que puede asociarse a la astenia, sobre todo en la fase final del paciente en cuidado paliativo.

La caquexia, definida por una pérdida acelerada de peso, en particular de masa muscular, es una complicación frecuente en los pacientes con cáncer, un factor de mal pronóstico y que condiciona la tolerancia al tratamiento citostático y en último término una causa importante de muerte. Se presenta en alrededor del 50% de enfermos con tumor extendido y hasta el 80% en fase terminal, siendo más frecuente en tumores gastrointestinales y de pulmón. Se acompaña habitualmente de anorexia configurando el “síndrome de anorexiacaquexia”. Desde el punto de vista clínico el “síndrome de anorexia-caquexia” se caracteriza por una disminución de ingesta calórica con depleción progresiva de tejido graso y muscular que llevan a una pérdida de peso que en general sobrepasa el 10% en 6 meses. Esta pérdida de peso se diferencia de otros tipos de adelgazamiento porque no revierte con la ingesta calórica. Al adelgazamiento se asocian: pérdida de apetito, debilidad progresiva, aumento del consumo energético en reposo (MB) y alteraciones metabólicas (hiperglicemia, hipertrigliceridemia, respuesta excesiva a la sobrecarga de glucosa y proteolisis). 

PATOGENIA 

Recientes estudios sugieren que la activación de citocinas y diversas sustancias producidas por el tumor o como resultado de la respuesta inmune son responsables de la anorexia y alteraciones metabólicas y nutritivas. Se han detectado en las células mononucleares de sangre periférica concentraciones elevadas de factor de necrosis tumoral (TNF) e Il-6. Estas citocinas junto a la IL-1 son capaces de elevar el MB e inducen anorexia. Si bien es cierto que en la anorexia del paciente con cáncer intervienen diferentes factores (alteración del gusto, síndrome de náuseas crónicas, obstrucción intestinal, estreñimiento, depresión, etc) un papel importante hay que atribuirlo a las citocinas. Estas actúan modificando los niveles de péptidos recientemente identificados (leptina, hormona liberada del tejido graso, y neuropéptido Y) responsables del estímulo del apetito a nivel del hipotálamo. En el suero y orina de pacientes con cáncer y caquexia se ha identificado un proteoglicano con capacidad de movilización de grasas y una sustancia con actividad proteolítica. Ésta última, al igual que las citocinas (TNF,IL-6), ejerce su acción activando la vía ATP-ubiquitina-proteasoma responsable de la lisis de proteínas. La lipolisis y proteolisis mediadas por estos mecanismo junto al déficit de ingesta calórica por la anorexia condicionan la caquexia. La evaluación del estado nutritivo utiliza parámetros clínicos como la pérdida de peso superior al 10% en 6 meses, valoración de pliegue cutáneo y circunferencia del brazo. Los estudios de laboratorio (albúmina, transferrina, vit. B12, excreción de creatinina) tienen poco interés en la práctica clínica. 

Con respecto al tratamiento, ningún estudio de intervención sobre alimentación oral, enteral o parenteral ha demostrado beneficio con respecto a la ganancia de peso, respuesta a la quimioterapia y calidad de vida, aunque algún estudio sugiere el efecto positivo sobre la anorexia de la administración oral de aminoácidos (leucina, isoleucina y valina). La investigación terapéutica se centra en diferentes fármacos con acción orexígena o con capacidad de inhibir los mediadores químicos de la caquexia.

Los fármacos más extensamente estudiados con acción orexígena son los corticosteroides y los progestágenos. La prednisolona y dexametasona inciden favorablemente sobre el apetito, aportando sensación de bienestar, aunque su eficacia sobre el aumento de peso es discutible y su efecto se agota con el tiempo. Con respecto a los progestágenos (acetato de megestrol y medroxiprogesterona) estudios aleatorizados utilizando dosis diferentes demuestran un incremento de apetito y peso. Se sugiere que el balance positivo ponderal es a costa de agua y grasa y el beneficio en la caquexia es relativo. El dronabinol, sustancia activa de la marijuana eficaz en el tratamiento de las náuseas y anorexia del paciente con HIV, se está investigando en los pacientes con cáncer habiéndose referido algunos resultados positivos. 

Se están valorando diferentes sustancias capaces de modular los mediadores químicos de la anorexia-caquexia. Los resultados con melatonina y talidomida , fármacos que influyen en la producción de TNF, son contradictorios. Los antiinflamatorios no esteroideos asociados a orexígenos son una opción terapéutica que merecer seguir investigándose. Los resultados de estudios aleatorizados con ácido eicosapentanoico (EPA), un ácido graso alfa-3 omega, son contradictorios. Mientras que algunos trabajos demuestran una ganancia de peso en los pacientes con cáncer avanzado otros no lo confirman. Las diferencias podrían atribuirse a las dosis administradas y la tolerancia. Aunque existe abierta una línea importante en la investigación de los mecanismos de la anorexia-caquexia y su tratamiento, en la práctica se ha avanzado muy poco. Los corticosteroides y progestágenos tiene su indicación y su eficacia está constrastada. Otras sustancias como la melatonina, talidomida, dronabinol, AINEs y EPA tienen aún por definir su lugar en el tratamiento de la anorexia-caquexia. 

BIBLIOGRAFÍA 
1. Bruera E. Anorexia, cachexia and nutrition. Br Med J 1997;315:1219-1222. 
2. Tisdale MJ. The cancer cachectic factor. Support Care Cancer 2003;11:73-78. 
3. Inui A. Cancer anorexia-cachexia syndrome: current issues in research and management. CA Cancer J Clin 2002;52- 72-91. 
4. Schwartz MW, Woods SC, Porte D, Jr et al. Central nervous system control of food intake. Nature 2000;404:661-671. 
5. Mitch WE, Goldberg AL. Mechanisms of muscle wasting. The role of the ubiquitin-proteosome patway. N Engl J Med 1996;335:1897-1905. 
6. Cabal-Manzano R, Bhargaba P, Torres-Duarte A et al. Proteolysis-inducing factor is expressed in tumours of patients with gastrointestinal cancers and correlates with weigh loss. Brit J Cancer 2001;84:1599-1601. 
7. Oversen L, Allingstrup L, Annibal L et al Effects of dietary counseling on food intake, body weight, response rate, survival and quality of life in cancer patients undergoing chemotherapy: a prospective, randomized study. J Clin Oncol 1993;11:2043-2049. 
8. Barber MD, Fearon KC, Delmore G et al. Should cancer patients with incurable disease receive parenteral or enteral nutritional support? Eur J Cancer 1998;34:279-286. 
9. American College of Physisians. Parenteral nutrition in patients receiving cancer chemotherapy. Ann Intern Med 1989;110:734-736. 
10. Cangiano C, Laviano A, Meguid MM et al. Effects of administration of oral branched-chain amino acids on anorexia and caloric intake in cancer patients. J Natl Cancer Inst 1966;88:550-552. 
11. Bruera E, Ernst S, Hagen N et al. Effectiveness of megestrol acetate in patients with advanced cancer: a randomised, double-blind crossover study. Cancer Prev Control 1998;2:74-78. 
12. Loprinzi CL, Kugler JV, Sloan JA et al. Randomised comparison of megestrol acetate versus dexametasone versus fluoxymesterone for the treatment of cancer anorexia-cachexia. J Clin Oncol 1999; 17:3299-3309. 
13. Moses AGW, Slater C, Barber MD et al. An experimental nutrition supplement enriched with n-3 fatty acids and antioxidants is associated with an increased physical activity level in patients with pancreatic cancer cachexia. Clin Nutr 2001, 20 (Suppl 3):S21. 
14. Bruera E, Strasser F, Palmer JL et al. Effect of fish oil on appetite and other symptoms in patients with advanced cancer and anorexia/cachexia: a double-blind, placebo-controlled study. J Clin Oncol 2003;21:129-134.

Vicente Alberola Cande


Estragos en la piel - Anorexia y Bulimia

Imagen relacionada
La anorexia y la bulimia son problemas alimentarios que, habitualmente, solo se relacionan con delgadez extrema en las personas. Sin embargo, la falta de nutrientes también provoca graves manifestaciones en la piel.

Para tratar las costras, cicatrices y cambios de pigmentación provocados por estas enfermedades se debe acudir a un dermatólogo.
La doctora Ximena Fajre, especialista de Clínica Alemana, explica que "los hallazgos dermatológicos secundarios pueden ser divididos en cuatro grupos según su origen: malnutrición, vómitos inducidos por el propio paciente, consumo de drogas o medicamentos y trastornos psiquiátricos con conductas de autoagresión".
En el caso de las consecuencias por malnutrición, estas pueden ser xerosis, resequedad anormal de la piel o las membranas mucosas; hipertricosis, demasiado vello en la cara o en el cuerpo; y efluvio felógeno, es decir, pérdida de pelo. Asimismo, se ven afectadas las uñas y el pelo, que se quebran con facilidad; se produce edema periférico, inflamación de los tobillos, pies y piernas; petequias, pequeños derrames vasculares cutáneos, y acné.
Además, quienes tienen anorexia o bulimia pueden padecer carotenoderma, color amarillento reversible en palmas, manos o plantas del pie y, en menor grado, en la cara; acrocianosis, enfermedad vascular simétrica que afecta la piel de manos y de pies y, en menor grado, los antebrazos y las piernas.

También la malnutrición hace que se produzca lívedo reticularis, es decir, manchas moradas, usualmente en las piernas; púrpura, falta de plaquetas, y dermatitis seborreica, descamación de la piel.
En cuanto a los vómitos autoprovocados, este mal hábito deja a la vista el signo "Russell", que consiste en rozaduras, pequeños moretones y callosidades del dorso y de los dedos de las manos.
 
Asimismo, aparecen caries, erosiones del esmalte dental, e incluso, puede haber pérdida de dientes.

El consumo de medicamentos también provoca graves problemas dermatológicos, como por ejemplo erupción medicamentosa fija por laxantes; y fotosensibilidad y urticaria por fenolftaleína, un tipo de laxante.
La anorexia y la bulimia son reconocidas por la psiquiatría como enfermedades mentales, y es frecuente que los pacientes con alguna de estas patologías tengan conductas de autoagresión, las que dejan marcas en la piel como cicatrices, quemaduras de cigarrillo, dermatitis de contacto irritativa por lavado compulsivo, acné excoriado, onicofagia (comerse las uñas) y tricotilomanía (arrancarse el pelo).
En la medida que se detecte precozmente la enfermedad de base en relación al trastorno alimentario y se corrija la malnutrición, se eliminen los vómitos autoinducidos, se suspendan los fármacos y se maneje la conducta de autoagresión, lo efectos en la piel pueden revertirse a largo plazo, asegura la doctora Fajre.
Agrega que el principal punto a considerar es que el examen de la piel puede ser un marcador que sugiere el diagnóstico del trastorno alimentario. Esto es muy importante, ya que el diagnóstico precoz puede inferir en el pronóstico.

https://portal.alemana.cl/wps/wcm/connect/Internet/Home/blog-de-noticias/Ano+2011/01/Anorexia+y+bulimia+Los+estragos+en+la+piel

2 de marzo de 2018

Reflejos del recién nacido

Los reflejos son acciones o movimientos involuntarios. Algunos de ellos son espontáneos y forman parte de las actividades habituales del bebé y otros aparecen como respuesta a ciertas acciones.
Los reflejos del recién nacido sirven para detectar posibles anomalías en el sistema nervioso y el cerebro. Y algunos de estos reflejos son característicos de períodos específicos del desarrollo.
Se puede diferenciar entre:
 Reflejos primitivos o arcaicos
reflejos del recien nacidoEstos reflejos son respuestas propias de los bebés que están presentes en el momento del nacimiento y que van desapareciendo, por lo general, a lo largo del primer año de vida.
“LOS REFLEJOS PRIMITIVOS HACEN QUE LOS BEBÉS RESPONDAN SIEMPRE DE UNA DETERMINADA FORMA ANTE ESTÍMULOS DETERMINADOS”. 
Como explica el Dr. Alfredo Tagarro pediatra en el Hospital Infanta Sofía de Madrid en webconsultasla persistencia de los reflejos después de los 6-9 meses de edad es un signo de mal pronóstico y se asocia a una mala evolución de los niños con lesiones cerebrales.
Los reflejos se suelen examinar poco después del nacimiento, cuando se realiza el Test de Apgar. La ausencia de ellos también puede ser una señal de enfermedades graves.
Los reflejos primitivo o arcaicos, incluyen los siguientes:

1. Reflejo de búsqueda
reflejos del recien nacidoCuando se toca o acaricia la boca o mejilla del bebé, este vuelve la cabeza y abre la bocapara buscar la dirección de dicha caricia.
Este reflejo ayuda al bebé a buscar el pecho de la madre para alimentarse y cuanto más hambriento esté el bebé, más fuerte es el reflejo.
El reflejo de búsqueda desaparece alrededor de los 3 o 4 meses de vida del bebé.

2. Reflejo de succión
El reflejo de succión aparece alrededor de las 32 semanas de embarazo, pero no se desarrolla del todo hasta las 36 semanas de embarazo, según la Universidad de Medicina de Chicago. Por eso, en algunas ecografías se puede ver al bebé chupándose el dedo.
Además, cuando el bebé es prematuro este reflejo puede ser débil o inmaduro.
Cuando se introduce algún elemento en la boca del bebé, como el pezón, el dedo o el biberón, el bebé comienza a succionar. Y este es un movimiento complejo que requiere la coordinación de varios grupos musculares.
La succión en sí misma tiene capacidad para disminuir el dolor y la ansiedad. Por eso, la tetanalgesia, de la que ya hemos hablado en otro artículo, funciona con éxito.
 3. Reflejo de Moro
También se conoce como reflejo de sobresalto, porque se produce cuando el bebé se sobresalta por un sonido o movimiento brusco. En respuesta a esto, el bebé echa la cabeza hacia atrás, abre los brazos y las piernas y en ocasiones llora.
reflejos del recien nacidoPor lo general, el reflejo de Moro se desencadena cuando el bebé es tumbado boca arriba, se eleva su cabeza con la mano y se deja caer la cabeza de repente, evitando que golpee la cabeza con la superficie.
También aparece cuando el bebé está tumbado boca arriba y se tira suavemente de los brazos hasta que casi separa la cabeza de la cama y se suelta de repente.
Cuando hay alguna alteración en los miembros, como fractura de clavícula, el reflejo solo aparece en uno de los brazos.
El reflejo de Moro permanece hasta los 4 o 5 meses de edad.

4. Reflejo de prensión
El reflejo de prensión aparece cuando se acaricia o presiona la palma de la mano del bebé con cualquier objeto y este cierra los dedos. Este reflejo además de emocionar a los padres, parece que tiene un efecto tranquilizador en el bebé.
Este reflejo dura solo un par de meses y es más fuerte en los bebés prematuros. 
Al desaparecer, este reflejo es sustituido por una conducta aprendida, que tiene una intención y que se desarrolla a medida que madura el  cerebro del bebé. Cuando este comienza a adquirir coordinación y habilidad para agarrar y manipular objetos.

5. Reflejo de la marcha automática
reflejos del recien nacidoTambién conocido como reflejo del paso o de caminar, ya que parece que el bebé está dando pasos.
Este reflejo aparece cuando se sostiene al bebé de pie con los pies en una superficie sóliday este comienza a mover los pies como si estuviera dando pasos.

6. Reflejo de Babinski
Este aparece cuando se acaricia la planta del pie. El dedo gordo del pie del bebé se dobla hacia la parte superior y los otros dedos se abren en abanico.
Este reflejo desaparece alrededor del año.

7. Reflejo tónico del cuello
reflejos del recien nacidoEste reflejo se desencadena cuando se gira la cabeza del bebé hacia un lado, sosteniéndola durante 15 segundos y después se vuelve a colocar en la línea media. La respuesta del bebéconsiste en extender el brazo y la pierna correspondiente al lado hacia el que se ha girado la cabeza, mientras que el otro lado permanece flexionado.
A esta postura se la describe como postura de espadachín o de esgrima.
Este reflejo desaparece alrededor de los 6 o 7 meses de edad y en algunos niños se obtiene una respuesta clara, en otros puede que apenas se note.

8. Reflejo de Galant
También se conoce como respuesta de incurvación del tronco.
reflejos del recien nacidoPara que se desencadene este reflejo se coloca al bebé boca abajo sobre la mano y se roza con el dedo los dos lados de la columna(desde el hombre hasta las nalgas). Primero hacia un lado y luego al otro. El bebé responde curvando la columna hacia el lado estimulado.
Este reflejo desaparece alrededor del año de vida.

9. Reflejo abdominal
Similar al anterior, pero en este caso, se estimula el abdomen a los lados del ombligo.

Reflejos secundarios

reflejos del recien nacidoHay otros reflejos que también pueden apreciarse en los primeros meses de vida. Son los reflejos secundarios, aquellos que aparecen posteriormente al nacimiento y entre los que se incluyen:

10. Reflejo del paracaídas en el bebé
Este reflejo es una de las respuestas de protección. Estas son respuestas automáticas del cuerpo ante una amenaza como caer.
Aparece cuando se coge al bebé por debajo de las axilas de espaldas a nosotros y se simula que se lanza al bebé a una superficie. El bebé ante esto reacciona estirando los brazos para protegerse de la caída.
Este reflejo aparece a partir de los 6 meses y persiste toda la vida.

11. Reflejo de extensión de los dedos
reflejos del recien nacidoPor lo general, los bebés suelen tener los puños cerrados la mayor parte del tiempo.
Además, cuando cogen algún objeto lo hacen con fuerza.
Cuando se toca la parte lateral de la mano, por el lado del dedo meñique hasta la muñeca, el bebé va abriendo el puño desde el meñique hacia el pulgar.
Este reflejo es útil cuando queremos que el bebé suelte algo que tiene en la mano, sin tener que forzar la apertura de la mano.

12. Reflejo de Landau
Cuando se suspende al bebé boca abajo, el tronco se extiende. Este reflejo aparece a los 4 meses y desaparece alrededor del año.
 http://maternidadfacil.com/reflejos-del-recien-nacido/
Resumiendo
Los reflejos del recién nacido ayudan a detectar posibles anomalías en el bebé. El personal médico será el encargado de comprobar que estos reflejos están presentes en el bebé. Los reflejos primarios van desapareciendo con el paso de los meses, a medida que el sistema nervioso y el cerebro del bebé se van desarrollando.