2 de agosto de 2017

Bulimia nerviosa

Bulimia

La bulimia o bulimia nerviosa es un trastorno alimentario y psicológico caracterizado por la adopción de conductas en las cuales el individuo se aleja de las formas de alimentación saludables consumiendo comida en exceso en periodos de tiempo muy cortos, también llamados “atracones”, seguido de un periodo de arrepentimiento, el cual puede llevar al sujeto a eliminar el exceso de alimento a través de vómitos o laxantes. El temor a engordar afecta directamente a los sentimientos y emociones del enfermo, influyendo de esta manera en su estado anímico que en poco tiempo desembocará en problemas depresivos.

La palabra bulimia procede del latín bulimia, que a su vez proviene del griego βουλιμία [bulimía], que se compone de βούς [bus] ‘buey’, y λιμός [limós] ‘hambre’, y significa ‘hambre de buey’, es decir, ‘mucha hambre’. El término bulimia nerviosa fue nombrado y descrito por primera vez por el psiquiatra británico en 1979.

La población en riesgo está formada sobre todo por mujeres de cualquier clase social en países industrializados como los Estados Unidos, América Latina en general, la Unión Europea, Canadá, Australia, Japón, Nueva Zelanda y Sudáfrica.

La bulimia nerviosa se inicia generalmente en la adolescencia o al principio de la vida adulta; generalmente en las mujeres ya que cada 10 casos solo uno es un hombre. Los atracones suelen empezar después o durante un periodo de régimen dietético.

Otra de las causas es la presión sociocultural que ocupa un importante lugar e induce a adolescentes a pretender alcanzar un cuerpo delgado y esbelto. Esto se puede ver evidenciado en por ejemplo comerciales donde aparecen mujeres de esbeltas figuras, o la moda textil en donde pareciera que sólo se fabrica ropa para personas muy delgadas. Por lo general esta enfermedad se da en adolescentes con problemas en su autoestima, es decir dependen de alguien ya sea un familiar o un particular, muchas veces al perder esta autonomía, la persona la compensa con un control excesivo de la dieta.
Resultado de imagen de bulimia nerviosa sintomas

La tasa de mortalidad se sitúa en un 5 %. Un estudio indica que el 20 % de las mujeres con bulimia siguen luchando contra el trastorno después de diez años.

Una de sus características esenciales consiste en que la persona sufre episodios de atracones, seguidos de un gran sentimiento de culpabilidad, sensación de angustia y pérdida de control mental por haber comido en “exceso”. Suele alternarse con episodios de ayuno o de muy poca ingesta de alimentos, pero al poco tiempo vuelven a surgir episodios de ingestas compulsivas.

Un atracón consiste en ingerir en un tiempo inferior a dos horas una cantidad de comida muy superior a la que la mayoría de individuos comerían.

Otra característica esencial de este trastorno la constituyen las conductas compensatorias inapropiadas para evitar la ganancia de peso. Muchos individuos usan diferentes medios para intentar compensar los atracones: el más habitual es la provocación del vómito. Este método de purga (patrones cíclicos de ingestión excesiva de alimentos y purgas) lo emplean el 80-90 por ciento de los sujetos que acuden a centros clínicos para recibir tratamiento. Los efectos inmediatos de vomitar consisten en la desaparición inmediata del malestar físico y la disminución del miedo a ganar peso. Otras conductas de purga son: el uso excesivo de laxantes y de diuréticos, enemas, realización de ejercicio físico muy intenso y ayuno.

Algunos ejemplos de estas conductas no saludables son vomitar, abusar de laxantes y diuréticos, usar saunas o baños calientes para perder líquido corporal, hacer ejercicio excesivo, fumar para saciar el apetito, restringir o evitar alimentos, tomar pastillas para adelgazar y restringir el consumo de líquidos. Estos trastornos alimentarios y otras conductas para perder peso pueden causar problemas de salud a corto o largo plazo tales como erosión dental, deficiencias nutricionales, irregularidades menstruales, baja densidad ósea, deshidratación y estrés por calor. Se han reportado arritmias cardíacas en personas con anorexia nerviosa y bulimia nerviosa. Los trastornos renales, como cálculos renales e insuficiencia renal, también se han reportado en estas poblaciones.

Tanto el DSM-IV como el CIE-10 coinciden en que, para poder diagnosticar la bulimia nerviosa, los atracones y las conductas compensatorias inapropiadas han de tener lugar al menos 2 veces por semana durante tres meses.

Para que una persona sea diagnosticada de bulimia nerviosa los siguientes criterios deben cumplirse (DSM-IV)
A. Presencia de atracones recurrentes. Un atracón se caracteriza por:
1. ingesta de alimento en un corto espacio de tiempo (p. ej., en un período de 2 horas) en cantidad superior a la que la mayoría de las personas ingerirían en un período de tiempo similar y en las mismas circunstancias
2. sensación de pérdida de control sobre la ingesta del alimento (p. ej., sensación de no poder parar de comer o no poder controlar el tipo o la cantidad de comida que se está ingiriendo)
B. Conductas compensatorias inapropiadas, de manera repetida, con el fin de no ganar peso, como son provocación del vómito; uso excesivo de laxantes, diuréticos, enemas u otros fármacos; ayuno, y ejercicio excesivo.
C. Los atracones y las conductas compensatorias inapropiadas tienen lugar, como promedio, al menos dos veces a la semana durante un período de 3 meses.
D. La autoevaluación está exageradamente influida por el peso y la silueta corporales.
E. La alteración no aparece exclusivamente en el transcurso de la anorexia nerviosa.


En función del tipo de purga que utilizan para compensar el atracón, tenemos:

Tipo purgativo: cuando se utiliza como conducta compensatoria el vómito (emesis), los laxantes, los diuréticos, enemas, jarabe de ipecacuana o incluso la teniasis, (infestación por T. solium), para eliminar lo más pronto posible el alimento del organismo.
Tipo no purgativo: Entre el 6% y el 8% de los casos de bulimia se llevan a cabo otras conductas compensatorias, como el ejercicio físico intenso, no hacer nada o ayunar mucho; es un método menos efectivo para contrarrestar y deshacerse de las calorías. El tipo no purgativo se da solo en, aproximadamente, el 6%-8% de los casos de bulimia, ya que es un método menos efectivo de eliminar del organismo un número tan elevado de calorías. Este tipo de bulimia suele presentarse también en quienes presentan el tipo purgativo, pero es una forma secundaria de control del peso.


Problemas psicológicos

La bulimia suele presentarse junto con un fuerte sentimiento de inseguridad emocional y con problemas graves en la autoestima, en relación directa con el peso o con la imagen corporal (autoimagen).

Es frecuente que las personas con bulimia provengan de familias disfuncionales. Muchas de estas personas presentan incluso alexitimia, es decir, la incapacidad de experimentar y expresar las emociones de manera consciente.

Imagen relacionada


Trastornos de personalidad

Distintos autores han encontrado relación entre la bulimia y la coexistencia de distintos trastornos de personalidad, con un porcentaje que oscila entre el 27-84% de los casos. Los pacientes con conductas purgativas parecen tener mayor incidencia de comorbilidad. La presencia de un trastorno de personalidad es indicador de peor pronóstico.

El trastorno de personalidad más frecuente es el trastorno límite de la personalidad, oscilando entre el 9-40% de los casos. Las diferentes metodologías en los estudios llevan distintos resultados en la prevalencia de trastornos de personalidad específicos.

En general se observa altas puntuaciones en la escala MCMI-II para los siguientes estilos de personalidad:

- Esquizoide.
- Autodestructiva.
- Pasivo-agresiva.
- Evitativa.
- Dependiente.
- Histriónica.

- (paso del contenido gástrico al árbol bronquial).
- Rotura esofágica o gástrica.
- Neumomediastino o neumotorax (entrada de aire al interior de la cavidad torácica).
- Hipopotasemia (niveles bajos de potasio en la sangre).
- Arritmia cardíaca.
- Ansiedad o compulsión por comer.
- Obsesión por mantener un peso corporal debajo del normal.
-  Abuso en el consumo de medicamentos laxantes y diuréticos.
- Seguimiento de regímenes dietéticos diversos.
- Deshidratación.
- Alteraciones menstruales y amenorrea; esterilidad.
- Incremento y reducción bruscos de peso, desestabilidad en el peso.
- Aumento en la frecuencia de caries dentales.
- Aumento del tamaño de las glándulas salivales e infección de estas.
- Pérdida de cabello.
- Desmayos muy frecuentes, mareos.
- Heridas de la mucosa bucal.
- Alteración o pérdida esmalte dental.
- Dolores de cabeza y migraña.
- Dolores en la garganta (después de vomitar).
- Piel seca.
- Debilidad en las piernas.


Resultado de imagen de bulimia nerviosa sintomas

El tratamiento es más eficaz en las primeras fases del desarrollo de este trastorno pero, dado que la bulimia suele esconderse fácilmente, el diagnóstico y el tratamiento no suelen presentarse sólo hasta que este problema ya se ha convertido en un ingrediente permanente en la vida del paciente.

En el pasado, las personas con bulimia eran hospitalizadas con objeto de poner fin al patrón de atracones y purgas, y se le daba de alta en cuanto los síntomas habían desaparecido. Pero este procedimiento ya no es frecuente hoy en día, dado que de esa manera sólo se ponía atención a lo más superficial del problema y, poco después, cuando los síntomas volvían, lo hacían con una intensidad mucho mayor.

Imagen relacionada

Varios centros de tratamiento en instituciones (internamiento) ofrecen apoyo a largo plazo, consejería e interrupción de los síntomas. La forma más común de tratamiento actualmente incluye terapia de grupo psicoterapia o terapia cognitivo-conductual. Las personas con anorexia o con bulimia suelen recibir el mismo tipo de tratamiento y formar parte de los mismos grupos de tratamiento. Esto se debe a que, en muchos casos, los pacientes padecen de ambas enfermedades de manera simultánea. Algunos denominan a este fenómeno “intercambio de síntomas”. Estas formas de terapia se centran tanto en los síntomas que llevan al individuo a presentar estos comportamientos, como en los síntomas relacionados con la alimentación. Además los psiquiatras suelen recetar antidepresivos o antipsicóticos. Los antidepresivos se presentan en diferentes formas, y el que ha mostrado resultados más prometedores es la fluoxetina.


Resultado de imagen de bulimia nerviosa farmacologia


Los antipsicóticos no se utilizan, aquí, en dosis menores que las que se aplican a los casos con esquizofrenia. Con un trastorno de la alimentación, el paciente percibe la realidad de otra manera y tiene grandes dificultades para comprender qué significa comer en condiciones “normales”. Desafortunadamente aún no se sabe cuáles serán los resultados a largo plazo de los tratamientos que han venido aplicándose a muchos pacientes con este problema. Por lo pronto, las investigaciones más recientes indican que un 30 por ciento de los pacientes recaen rápidamente, mientras que el 40 por ciento presentan síntomas crónicos.

La prontitud del tratamiento es uno de los factores más importantes para mejorar el pronóstico. Aquellas personas que lo reciban en las primeras fases del trastorno, tendrán una recuperación mejor y más permanente.
Resultado de imagen de bulimia nerviosa farmacologia


La doctora Sabine Naessén, del Instituto Karolinska, descubrió que algunas mujeres con este padecimiento tienen también un desequilibrio hormonal que consiste en la sobreproducción de testosterona (la hormona que, aunque también está presente en el cuerpo femenino, predomina en el organismo de todo varón), y que, para tratarlas, el uso de una píldora anticonceptiva que contiene estrógenos da como resultado la reducción de los síntomas de la bulimia. Por supuesto, hacen falta más estudios para determinar la eficacia de este tipo de tratamiento. Solo es posible recuperarse de esta enfermedad si la persona en cuestión toma la decisión de luchar y cambiar (se trata de una enfermedad mental).

Los trastornos en la alimentación presentan una de las tasas de mortalidad más altas dentro del grupo de los trastornos mentales. Se sabe relativamente poco acerca de los efectos o consecuencias a largo plazo de la bulimia. Las investigaciones más recientes sugieren que el pronóstico es diverso. La bulimia puede presentarse como un padecimiento a largo plazo, fluctuante durante muchos años, o bien como un problema de salud episódico, precipitándose en función de los eventos y crisis de la vida de quien la padece. A corto plazo, algunos informes médicos sugieren que hay una mejoría del 50 por ciento en el comportamiento (en los atracones y en las purgas) en aquellos pacientes que pueden comprometerse con un tratamiento. Aún no han podido identificarse factores consistentes que permitan predecir el resultado del tratamiento. Sin embargo, la gravedad de las secuelas de las purgas puede ser un indicador importante del pronóstico; los desequilibrios electrolíticos, la esofagitis y la hiperamilasemia reflejan el hecho de que las purgas fueron más graves, y quizá generarán un pronóstico más desalentador. En casos graves, la persona puede fallecer como consecuencia de un atracón muy grave, o incluso puede suicidarse. En muchas ocasiones el enfermo presenta síntomas como ansiedad y suele ingerir ansiolíticos excesivamente para revertir el síntoma.

Resultado de imagen de bulimia nerviosa y suicidio

- Anorexia nerviosa
- Bulimarexia
- Obsesión (sentimiento)
- Enfermedad mental
- Trastornos de la conducta alimentaria
- Trastorno dismórfico corporal
- Trastorno obsesivo-compulsivo
- Narcisismo


Resultado de imagen de bulimia nerviosa farmacologia

1 de agosto de 2017

Ventrículos laterales


Los ventrículos laterales son parte del sistema ventricular del cerebro. Clasificados como parte del telencéfalo, son los ventrículos más grandes. Conectan con el tercer ventrículo mediante el foramen ventricular.

Divisiones

Cada ventrículo tiene tres cuernos:

El asta anterior o frontal, que se extiende hacia el lóbulo frontal.
El asta posterior u occipital, que se extiende hacia el lóbulo occipital. 
El asta inferior o temporal, que se extiende hacia el lóbulo temporal. 
El interior del ventrículo lateral está cubierto por un epitelio ependimario.

Implicaciones clínicas

El volumen de los ventrículos crece con la edad. También se encuentran aumentados en algunas condiciones neurológicas, y pacientes con esquizofrenia, trastorno bipolar y enfermedad de Alzheimer tienen un tamaño sobre el promedio.


Los ventrículos laterales son las cavidades más grandes del sistema ventricular y existe una en el interior de cada hemisferio, dividiéndose en ventrículo derecho y ventrículo izquierdo.

Los ventrículos laterales tienen forma de C. Cada uno de ellos se divide en una parte central, compuesta del cuerpo y el trígono o atrio, y tres extensiones laterales o “cuernos”.

La parte central está situada en el lóbulo parietal. Mientras que el techo está compuesto por el cuerpo calloso. En la zona inferolateral encontramos el tálamo dorsal y la cola del núcleo caudado, y en el suelo está la parte anterior del fórnix, el plexo coroideo, la superficie dorsolateral del tálamo, la estría terminal y parte del núcleo caudado.

Los ventrículos laterales se conectan con el tercer ventrículo a través de dos agujeros interventriculares, también denominados agujeros de Monro. Estos agujeros se sitúan entre el tálamo y la parte anterior del fórnix.

Los ventrículos laterales poseen cuernos que se proyectan en los lóbulos occipitales, frontales y temporales. El volumen de estos ventrículos aumenta con la edad.



https://www.lifeder.com/ventriculos-cerebrales/

Bibliomanía y Síndrome de acaparador compulsivo


Bibliomanía

La bibliomanía es un trastorno obsesivo-compulsivo que consiste en coleccionar libros. 

La condición se caracteriza por coleccionar muchos libros que no son útiles para el coleccionista, ni tienen ningún valor para un coleccionista verdadero. Por ejemplo, un bibliómano puede tener copias múltiples del mismo libro y edición.
La bibliomanía es distinta de la bibliofilia, que es simplemente el amor típico por los libros.

Un ejemplo de la literatura española es Avelino de la novela Silvestre Paradox, de Pío Baroja:

Su último entusiasmo fue el de la bibliografía, chifladura que tomó como costumbre, y no con gran pasión. Pero como un hombre, por rico que sea, no puede pensar en reunir los libros que se han escrito, no sólo en el mundo, sino en un país, Avelino especificó su manía y se dedicó a formar una biblioteca de libros en dieciseisavo. Al principio, los compraba, los leía,los coleccionaba y los guardaba...

[...]Deseaba llenar las paredes de su gabinete con libros en dieciseisavo. Ésta era en aquella época su aspiración suprema, y compraba tomos sin otro objeto[...]

Un día, a don Avelino se le perdió la llave de la biblioteca. Al día siguiente se encontró con la puerta cerrada; quiso descerrajarla, pero luego pensó y dijo: —¿Para qué? Hay una cosa más sencilla. El cuarto tenía un montante. Don Avelino ató sus libros, siempre de dieciseisavo, con un cordelito, y como quien dispara una piedra los tiró al interior de la biblioteca.

Una vez quiso entrar en la biblioteca; descerrajó la puerta, pero se había formado detrás de ella un montón de tomos tan grande, que era imposible entrar.


La bibliomanía puede ser considerada un tipo de Síndrome de acaparador compulsivo

En muchos casos los acaparadores compulsivos no presentan síntomas relacionados con el TOC.

Se estima que el síndrome de acaparador compulsivo afecta aproximadamente entre al 2 y 5% de la población adulta.


La causa no es clara, pero es probable que sea más frecuente entre aquellos que tienen antecedentes familiares de esta conducta, por lo cual la genética y la cultura serían factores desencadenantes.

Factores de riesgo

- El acaparamiento suele comenzar en la adolescencia temprana, entre los 13 y 14 años y empeora conforme avanzan los años.
- Historial familiar: Hay una relación muy estrecha entre tener alguien en la familia con el síndrome y convertirse en uno.
- Experiencias estresantes: En algunos casos el síndrome se manifiesta luego de un episodio estresante como ser la muerte de un ser querido, la pérdida de todo tras una catástrofe, un divorcio, etc.
- Aislamiento social: Los acumuladores suelen ser aislados, pero en algunos casos el aislamiento puede ser la causa de la acumulación. Es decir que la persona recurre a esta práctica al sentirse sola
- Historial de abuso de alcohol: Cerca del 50% de los acumuladores tiene un historial de abuso y dependencia del alcohol.

Síntomas

Todas las superficies de las casas de las personas que presentan este síndrome, están llenas de objetos. Y cuando dentro de la casa ya no hay más lugar, el desorden se extiende a patios, garajes e incluso el automóvil.

La acumulación compulsiva afecta las emociones, comportamientos y las emociones. Los síntomas pueden abarcar:
- Incapacidad para deshacerse de los objetos
- Mover los objetos de un lado para otro sin deshacerse de ninguno
- Dificultad para organizar los objetos acumulados
- Limitación o inexistencia de las interacciones sociales
- Vergüenza
- Desorden en los espacios
- Adquisición de artículos innecesarios o inútiles lo que incluye basura
- Apego excesivo a los objetos lo cual incluye malestar porque otros se acerquen a los mismos

Los acumuladores compulsivos guardan todo tipo de objetos, porque creen que en algún momento les serán útiles. Otra de las razones es que para ellos esos objetos tienen un valor emocional, ya que les recuerdan momentos felices o personas queridas. Las personas que padecen este síndrome, pueden sentirse más seguras cundo están rodeados de sus objetos acumulados.

Tratamiento

Psicoterapia
La terapia cognitiva conductual es la forma más frecuente de psicoterapia utilizada para tratar esta patología.

Medicación
En general son utilizados antidepresivos (Inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina), aunque no todos los pacientes responden bien a este tipo de tratamiento farmacológico.

Complicaciones

- Riesgo de caídas dentro del hogar por la gran cantidad de objetos acumulados
- Rendimiento laboral bajo
- Condiciones insalubres que constituyen un riesgo para la salud
- Conflictos familiares
- Riesgo de incendio
- Aislamiento y soledad

http://www.sanar.org/salud-mental/sindrome-de-acaparador-compulsivo

Ganglios basales

Resultado de imagen de ganglios basales

Los ganglios basales (del griego ganglion, "conglomerado", "nudo", "tumor") o núcleos basales son acumulaciones de cuerpos o somas de células (somas) nerviosas que se hallan próximos de la base del cerebro, dentro del telencéfalo. Este tejido nervioso gris está interconectado con la corteza cerebral, el tálamo y el tronco del encéfalo. En los mamíferos están asociados, fundamentalmente, con los movimientos (que también tienen su origen en la corteza motora): sus fibras, que no se dirigen directamente a la columna vertebral, enlazan con el centro motor supraespinal del tronco cerebral, conjuntos de neuronas que envían fibras nerviosas a la médula espinal. Los ganglios basales se asocian con movimientos voluntarios realizados de forma principalmente inconsciente, esto es, aquellos que involucran al cuerpo entero en tareas rutinariamente o cotidianas. Los ganglios basales se sitúan sobre una zona denominada cuerpo estriado: dos cuerpos de sustancia gris separados por un haz de fibras, denominado cápsula interna. Respecto de esta se van situando los ganglios basales: el núcleo caudado, el putamen, el globo pálido, el núcleo subtalámico y la sustancia negra. 

En el lado interno de la cápsula interna se halla el núcleo caudado (núcleo de la cola) y en su lado externo el putamen (núcleo en forma de cáscara), junto al que se sitúa el globo pálido (una estructura triangular de color gris claro con una fina capa de sustancia blanca en su mitad que, en ocasiones, se une con el putamen para formar el núcleo lentiforme). Situado al lado del globo pálido, pero más hacia el interior, se encuentra el núcleo subtalámico y, por debajo de éste, la sustancia negra. Se discute si una delgada tira de sustancia gris situada al lado del putamen, el claustro, del que se desconoce su función, pertenece o no a los ganglios basales: el daño de los ganglios basales implica una falla en la coordinación que supone la aparición de los síntomas característicos de un trastorno motor global; especialmente, los movimientos característicos de enfermedades como el parkinson, el balismo y el corea de Huntington.


Terminología

El término ganglios basales o núcleos basales se aplica al conjunto de masas de sustancia gris situado dentro de cada hemisferio cerebral, y estas son cuerpo estriado, amígdala cerebral o núcleo amigdalino y el claustro. Estos desempeñan un papel importante en el control de la postura y el movimiento voluntario. Técnicamente, el término a usar es núcleos basales, ya que ganglios hace referencia a una reunión de cuerpos neuronales, pero no en el sistema nervioso central sino en el periférico.Para describir los núcleos basales se utilizan una serie de terminologías de uso habitual.


Núcleos basales

El núcleo es el cuerpo central de las células o conjuntos de neuronas, bien delimitados, que se encuentran en el sistema nervioso central. Unos núcleos están formados por neuronas sensitivas, otros por neuronas motoras, y todavía se puede considerar un tercer grupo, formado por neuronas internunciales, es decir, núcleos que no son ni sensitivos, ni motores, sino que tienen una significación moduladora; p. ej., la oliva bulbar y los núcleos del puente. En el cuadro sinóptico adjunto aparecen reseñados los principales núcleos y centros nerviosos.


- Estructura neurológica - Núcleos(núcleos) basales
- Núcleo caudado - Núcleo caudado
- Núcleo lenticular - Globo pálido más putamen
- Claustro - Claustro
- Cuerpo estriado = Núcleo caudado más núcleo lenticular
- Neoestriado (estriado) - Núcleo caudado más putamen
- Cuerpo amigdalino - Núcleo amigdalino. 

http://web.archive.org/web/http://www.definicionesdemedicina.com/nucleo/

Núcleos de la base del Telencéfalo

Cuerpo estriado
El cuerpo estriado se ubica por fuera del tálamo y está dividido casi por entero por una banda de fibras nerviosas, la cápsula interna, en el núcleo caudado y el núcleo lenticular. El nombre de cuerpo estriado se debe al aspecto estriado que le brindan los haces de sustancia gris que atraviesan la cápsula interna para conectar el núcleo caudado con el núcleo lenticular.

Núcleo caudado; es una gran masa de sustancia gris con forma de C, que está estrechamente relacionada con el ventrículo lateral y se ubica por fuera del tálamo. Su superficie lateral se relaciona con la cápsula interna.

Imagen relacionada

Con fines descriptivos se puede dividir en, cabeza cuerpo y cola.

Cabeza: es grande redondeada y forma la pared lateral del asta anterior del ventrículo lateral. La cabeza se continúa por abajo con el putamen, e inmediatamente por encima de esta unión hay bandas de sustancia gris que conectan al putamen con el núcleo caudado.

Cuerpo: El cuerpo del núcleo estriado es largo y estrecho; se continúa con la cabeza en la región del agujero interventricular, y forma el piso del cuerpo del ventrículo lateral.

Cola: esta es larga y delgada se continúa con el cuerpo en la región del extremo posterior del tálamo, luego sigue el trayecto por el contorno del ventrículo lateral y se continúa adelante en el techo del cuerno inferior del ventrículo lateral en el núcleo amigdalino.

Núcleo amigdalino

El núcleo amigdalino se ubica en el lóbulo temporal próximo al Uncus se considera parte del sistema límbico, a través de sus conexiones puede influir en la respuesta corporal a los cambios ambientales. Por ejemplo en las sensaciones de miedo, puede modificar la frecuencia cardíaca, presión arterial, frecuencia respiratoria, color de piel.

Sustancia negra y núcleos subtalámicos.

Resultado de imagen de ganglios basales Sustancia negra y núcleos subtalámicos

La sustancia negra del mesencéfalo y los núcleos subtalámicos del Diencéfalo están estrechamente relacionados desde el punto de vista funcional con las actividades de los núcleos basales, pero no deben considerarse parte del conjunto de núcleos que conforman los núcleos de la base.

Las neuronas de la sustancia negra son dopaminérgicas (por dopamina como neurotransmisor) e inhibidoras y tienen muchas conexiones con el cuerpo estriado.

Las neuronas de los núcleos subtalámicos son glutaminérgicas (glutamato como neurotransmisor) y excitadoras y poseen muchas conexiones con el globo pálido y sustancia negra.

Claustro

Resultado de imagen de ganglios basales claustro

El claustro es una lámina delgada de sustancia gris, separada de la superficie lateral del núcleo lenticular por la cápsula externa, y lateral al claustro se encuentra la sustancia blanca subcortical de la ínsula. La función del claustro es posiblemente activar o desactivar la consciencia, pero por el momento no hay estudios concluyentes.

Conexiones del cuerpo estriado y el globo pálido

Compuestos de los núcleos de los ganglios basales

Antes de describir las eferencias y aferencias de los núcleos de la base es necesario tomar en cuenta ciertos puntos importantes:

El núcleo caudado y el putamen forman los principales sitios de recepción de las fibras nerviosas aferentes, que llegan a los núcleos de la base.

El globo pálido forma el sitio principal de desde el cual las aferencias abandonan los núcleos basales.

Ninguno de estos núcleos, recibe o envía fibras nerviosas directas a la médula espinal.

Conexiones del cuerpo estriado.

Imagen relacionada

Fibras aferentes.

Fibras corticoestriadas.

Todas las partes de la corteza cerebral envían axones al núcleo caudado y al putamen. Cada parte de la corteza se proyecta a un área determinada del complejo caudado-lenticular. La mayoría de las proyecciones provienen de la corteza del mismo lado. La aferencia más grande proviene del área sensitivomotora. El neurotransmisor de estas fibras es el glutamato.

Fibras talamoestriadas.

Provienen de los núcleos intralaminares del tálamo que envían gran número de axones al núcleo caudado y al putamen.

Fibras nigroestriadas.

Las neuronas de la sustancia negra envían axones al núcleo caudado y al putamen y liberan dopamina en sus terminaciones como neurotransmisor. Se cree que la función de estas fibras es inhibidora.

Fibras estriatales del tronco encefálico.

Las fibras que ascienden desde el tronco encefálico terminan en el núcleo caudado y el putamen, y liberan serotonina como neurotransmisor. Se cree que su función es inhibidora.

Fibras eferentes

Fibras Estriatopalidales.

Se dirigen desde el núcleo caudado y el putamen hasta el globo pálido. Estas fibras tienen ácido gammaminobutírico (GABA) como neurotransmisor.

Fibras estriatonígricas.

Estas pasan del núcleo caudado y el putamen a la sustancia negra. Algunas de las fibras utilizan GABA o ACh como neurotransmisor y otras utilizan sustancia P.

Conexiones del Globo Pálido

Fibras aferentes

Fibras estriatopalidales.

Estas fibras pasan del núcleo caudado y putamen al globo pálido como ya se mencionó, estas utilizan GABA como neurotransmisor.

Fibras eferentes

Fibras palidófugas.

Son un conjunto de fibras complicadas que salen del globo pálido, hacia distintas partes del SNC, y se pueden subdividir en:

- El Ansa lenticular; que se dirige hacia los núcleos talámicos.
- El fascículo lenticular; que se dirige hacia el subtálamo.
- Las fibras palidotegmentarias; que terminan en el tegmento caudal del mesencéfalo.
- Las fibras palidosubtalámicas; que se dirigen a los núcleos subtalámicos.

Funciones de los núcleos de la base del telencéfalo


Los núcleos de la base poseen múltiples conexiones con diferentes partes del sistema nervioso, y por medio de estas conexiones puede controlar y ejercer su influencia en una amplia gamma de actividades. El cuerpo estriado recibe información de la mayor parte de la corteza cerebral, tálamo, subtálamo y tronco encefálico incluida la sustancia negra. La información es integrada dentro del cuerpo estriado y es reenviada a los sitios ya mencionados, conformando así una vía circular.

Funciones de los núcleos basales:

Resultado de imagen de ganglios basales funciones

Ayudan a la regulación del movimiento voluntario.
Aprendizaje de habilidades motoras.Ayuda a preparar el cuerpo previo un movimiento particular de las extremidades, mediante el control de los movimientos axiales de las cinturas y posición de las partes proximales de las extremidades.

Ayuda entonces en la postura.Modula el inicio y final del movimiento.


Notas clínicas

Los trastornos de los núcleos basales se pueden clasificar en dos tipos generales.

Resultado de imagen de trastornos de los núcleos basales


Trastornos hipercinéticos; son aquellos en los cuales existen movimientos excesivos y anormales, como los que se observan en:

Corea (movimientos coreiformes)

Atetosis

Balismo (hemibalismo)

Enfermedad de Parkinson

- Parálisis supranuclear progresiva (enfermedad degenerativa cuyos síntomas son oftalmoplejía supranuclear, inestabilidad postural rigidez, trastornos de la marcha y dificultades cognitivas asociadas).

Trastornos hipocinéticos; son aquellos movimientos disminuidos, lentos o ausentes que se registran en el individuo con Parkinson por ejemplo.

Corea

Es un síndrome en el cual el paciente muestra movimientos irregulares, bruscos, involuntarios y rápidos que no son repetitivos. Como ejemplo tenemos, las muecas ligeras y los movimientos súbitos de la cabeza o los miembros.

Enfermedad de Huntington

Este es un trastorna hereditario autosómico dominante que comienza más a menudo en la vida adulta. La muerte ocurre 15-20 años después del inicio. Se ha rastreado su origen hasta un defecto genético único en el cromosoma 4, en un gen que codifica una proteína, la Huntigtina, cuya función se desconoce. El codón (CAG) que codifica la glutamina está repetido muchas veces más de lo normal. La enfermedad afecta hombres y mujeres por igual, y presenta los siguientes signos y síntomas:

Movimientos coreiformes; que aparecen primero como simples movimientos involuntarios de las extremidades y contracciones del rostro (muecas faciales). Luego la enfermedad afecta grupos musculares cada vez más grandes, hasta que el paciente queda inmóvil y no puede hablar ni deglutir.

Aparición de demencia progresiva; con pérdida de la memoria y de la capacidad intelectual. En esta enfermedad hay degeneración de las neuronas que secretan GABA, sustancia P y ACh, de la vía inhibidora estriatonígrica. Esto hace que las neuronas de la sustancia negra se que secretan dopa se vuelvan hiperactivas, de modo que la vía nigroestriada inhibe al núcleo caudado y putamen, lo que produce la serie de movimientos anormales que se observan en esta tipo de padecimiento.

La TC muestra los ventrículos laterales dilatados debido a la degeneración de los núcleos caudados.

Corea de Sydenham

La corea de Sydenhan o mal de San Vito, es una enfermedad de la infancia en la cual hay movimientos involuntarios, irregulares y rápidos de las extremidades, el rostro y el tronco. Este trastorno se asocia con fiebre reumática. Se debe a que los antígenos de las bacterias estreptocócicas al ser similares a las proteínas de la membrana plasmática de las neuronas estriatales y al combinarse con los anticuerpos del huésped atacan juntos las membranas de las neuronas de los ganglios basales. Esto da por resultado la aparición de movimientos coreiformes transitorios, con recuperación completa.

Hemibalísmo

Se trata de una forma de movimiento involuntario limitado solo a una parte del cuerpo. En general afecta la musculatura proximal de las extremidades, en la cual el miembro se proyecta súbitamente sin control en cualquier dirección. La lesión que habitualmente es un accidente cerebrovascular leve, aparece en el núcleo subtalámico opuesto o en sus conexiones; es el núcleo subtalámico donde se integran los movimientos suaves de diferentes partes del cuerpo.

Enfermedad de Parkinson

Resultado de imagen de trastornos de los núcleos basales

Es una enfermedad progresiva de causa desconocida que habitualmente comienza entre los 45 y 55 años de edad. Se asocia con la degeneración neuronal de la sustancia negra, y en menor grado, en el globo pálido, el putamen y el núcleo caudado. Esta degeneración de la sustancia negra y de sus axones hacia el cuerpo estriado da como resultado la reducción de liberación de dopamina en el cuerpo estriado, lo que conlleva a la hipersensibilidad de los receptores dopaminérgicos de las neuronas postsinápticas en el estriado. Los pacientes con este padecimiento tienen los siguientes signos y síntomas:

Temblor; que es el resultado de la contracción alternante de agonistas y antagonistas. El temblor es lento y más evidente cuando los miembros están en reposo. Desaparece durante el sueño.
Rigidez; se presenta en igual medida en grupos musculares opuestos. Si el temblor está ausente la rigidez se siente como una resistencia al movimiento pasivo y a veces se denomina “Rigidez Plástica”. Si hay temblor la resistencia muscular es superada por una serie de sacudidas denominada, “Rigidez en Rueda Dentada”
Bradicinecia; hay dificultad para iniciar (acinesia) y completar movimientos nuevos. Los movimientos son lentos, el rostro es inexpresivo y la palabra es arrastrada y sin modulación. Se pierde el balanceo de los brazos al caminar.
Trastornos posturales; estando de pie, el paciente permanece inclinado y con los brazos flexionados, camina con pasos cortos y a menudo no puede detenerse. De hecho puede comenzar una carrera festinante para mantener el equilibrio.No hay pérdida de fuerza muscular ni sensibilidad. Existen algunos tipos de Parkinson de los cuales se conoce la causa.
El Parkinsonismo Poscefálico, se desarrolló luego de la encefalitis viral en 1916-1917 en la cual se produjo un daño a los núcleos basales.
El parkinsonismo iatrogénico, puede ser un efecto colateral de los agentes antipsicóticos (como las fenotiazinas). Los análogos de la meperidina (utilizados por los adictos a las drogas) y la intoxicación por monóxido de carbono y magnesio también pueden producir síntomas de parkinsonismo.
El parkinsonismo arteriosclerótico, puede aparecer en pacientes hipertensos ancianos.

Esta enfermedad puede tratarse mediante la elevación de dopamina en el encéfalo, esta no puede atravesar la barrera hematoencefálica pero su precursora si la L-dopa, la selegilina también puede ayudar al inhibir la monoaminooxidasa, la que es responsable de la destrucción de la dopamina. El trasplante de neuronas embrionarias humanas productoras de dopamina conduce a una mejoría de la actividad motora en la enfermedad del Parkinson. Las lesiones quirúrgicas del globo pálido son eficaces para aliviar los signos parkinsonianos.

Atetosis

Esta consiste en movimientos reptantes, lentos sinuosos, que afectan principalmente los segmentos distales de las extremidades. Se produce degeneración del globo pálido, con ruptura del circuito que comprende los núcleos basales y la corteza cerebral.

Resultado de imagen de trastornos de los núcleos basales atetosis

Conclusiones


Los núcleos basales son el conjunto de masas grises ubicadas dentro de cada hemisferio cerebral, y que están conformados por el cuerpo estriado, el claustro y núcleo amigdalino. 

La aferencia hacia los núcleos basales es recibida principalmente por el núcleo caudado y el putamen, mientras que las eferencias son enviadas desde el globo pálido.

 Las funciones de los núcleos de la base están relacionadas con el control voluntario de los movimientos y la postura.

Los núcleos de la base poseen conexiones principalmente con la corteza sensitivomotora, el tálamo, subtálamo, y el tallo encefálico; pero no tiene conexiones directas con la médula espinal.

La afección de los núcleos de la base pueden desencadenar varios tipos de trastornos que pueden ser de dos tipos; hipercinéticos e hipocinéticos. 

Fuente bibliográfica


Helmut Wicht, "Ganglios basales", Mente y Cerebro, 26, 2007, págs. 92-94.Parent A (1986). Comparative Neurobiology of the Basal Ganglia. Wiley. ISBN 978-0-471-80348-5.Grillner, S; Ekeberg,; El, Manira; Lansner, A; Parker, D; Tegnér, J; Wallén, P (May 1998). "Intrinsic function of a neuronal network - a vertebrate central pattern generator". Brain research. Brain research reviews 26 (2-3): 184–97.